Teléfono de Atención +34 968 123 900

EL CONTROL CLIMÁTICO EN INVERNADERO

El control del clima en un invernadero tiene una enorme influencia en el desarrollo del cultivo, calidad del producto, programación de la producción, prevención de la aparición de enfermedades y, en definitiva, en la rentabilidad de la instalación agrícola.

En esta época del año las altas temperaturas y humedad que se dan en el interior del invernadero afectan a la calidad de los cultivos, por lo que es primordial los sistemas de ventilación para reducir la temperatura en su interior.

La ventilación natural a través del control de ventanas es una de las más utilizadas y más económicas herramientas de control del clima. Interviene en los procesos de intercambio de aire entre el interior y exterior del invernadero, equilibra los niveles de concentración de CO2, y sirve para disminuir la temperatura y humedad en su interior.

Existen actualmente sistemas de control con una tecnología muy avanzada que, a diferencia de otros sistemas que solo permiten el control de ventanas con un único movimiento o de un modo estático, ya permiten el control de ventanas en modo dinámico. Es decir, las ventanas no se mueven desde la posición inicial a la final directamente, sino que realizan una serie de pasos para conseguirlo. Estos nuevos sistemas consiguen que las ventanas puedan realizar todos los movimientos que sean necesarios hasta conseguir esa posición ideal de una manera natural, garantizando un comportamiento estable y convirtiéndose en la opción más económica evitando el uso de la ventilación forzada a través de los ventiladores extractores y Sistemas Cooling.

El control dinámico del sistema de ventilación se convierte en la manera más precisa y eficaz de controlar la ventilación, mejora el comportamiento de las ventanas y logra una mayor estabilidad en el clima interior del compartimento. Nutricontrol cuenta con sistemas como OPTIMUM que ofrecen, entre otras ventajas, este tipo de control dinámico del sistema de ventilación.

OPTIMUM es la solución más completa, capaz de vincular y controlar la gestión del clima, el fertirriego, la energía y los datos de la instalación agrícola. Estos equipos están diseñados para ayudar a obtener un mayor beneficio, incrementar el rendimiento del cultivo, mejorar la calidad de la producción y maximizar la rentabilidad de la explotación optimizando los recursos disponibles.