Teléfono de Atención +34 968 123 900

La humedad relativa en invernadero

Ya hemos hablado de la importancia que tiene la temperatura en el interior de un invernadero, pero hoy queremos hablar de otro factor igual de importante y que está estrechamente relacionado con la temperatura, la humedad relativa.
 
La humedad relativa es la cantidad de agua contenida en el aire, y está relacionada con la humedad absoluta (cantidad de vapor de agua por m³ de aire) y el punto de saturación (cantidad máxima de vapor de agua que admite el aire a una determinada temperatura).
 
La humedad relativa en un invernadero es un factor climático que se relaciona con la transpiración, y es imprescindible para que el intercambio gaseoso y la fotosíntesis se pueda llevar a cabo. Dependiendo de la especie, los niveles de humedad más favorables para el desarrollo de los cultivos se encuentran entre el 50%-75% (ver tabla), y salirse de estas condiciones ideales de humedad puede provocar efectos adversos sobre el rendimiento de los cultivos.
 
Efectos adversos sobre la planta si hay una humedad relativa alta:
 
– El exceso de humedad reduce la transpiración, lo que disminuye la absorción de nutrientes y afecta al crecimiento de la planta.
– Además, dificulta la polinización y favorece la propagación de plagas y enfermedades.
 
Efectos adversos sobre la planta si hay una humedad relativa baja:
 
– El déficit de humedad hace que la planta tenga que hacer un sobresfuerzo por mantener los estomas abiertos, y esto puede ocasionar que se marchite por deshidratación.
– También afecta a la producción, pues hay una pérdida de calidad del fruto y un menor cuaje.