Teléfono de Atención +34 968 123 900

LA OPTIMIZACIÓN DEL AGUA EN LA AGRICULTURA GRACIAS A LA FERTIRRIGACIÓN

Lograr la gestión eficiente del agua, un recurso natural no renovable y limitado, es un gran desafío para el futuro de la agricultura, donde se consume alrededor del 70% del total de agua que se extrae a nivel mundial. El aumento de la población, la industrialización y el cambio climático, hacen que recursos naturales como el agua cada vez estén más limitados.

Para la rentabilidad de la agricultura ya no es suficiente con la modernización de los sistemas de riego, o la introducción de cultivos de mayor valor agronómico. La inversión en tecnología es imprescindible. El aumento de rentabilidad y optimización de los recursos dentro de las explotaciones agrícolas es ya evidente con el uso de tecnologías de la información (como sensores que miden la humedad, la temperatura y la CE del suelo o sustrato) y con la utilización de sistemas de riego que permiten el uso eficiente de fertilizantes y agua.

Según datos del Banco Mundial hay más de 330 millones de hectáreas en el mundo que cuentan con instalaciones de riego, por lo que ser capaces de mejorar la gestión y rendimiento de estas instalaciones y conseguir un riego y una fertilización de precisión, es muy importante. Las innovaciones tecnológicas permiten no solo mejorar la productividad agrícola, sino mejorar la sostenibilidad y la protección al medio ambiente.

Para aumentar el rendimiento y la eficiencia en el consumo de agua para fines agrícolas, en Nutricontrol contamos con la tecnología de precisión que posibilita la automatización y el control del fertirriego.

Los cabezales compactos NAIOS son diseñados en base a las necesidades de cada instalación en particular ofreciendo la máxima tecnología en un mínimo espacio, todo ello con un diseño robusto, compacto y fácilmente transportable. Con estos equipos se obtiene un gran ahorro energético en cualquier explotación agrícola.