El buen funcionamiento de la instalación de riego depende de la homogeneidad de los fertilizantes. Los agitadores de aire se utilizan para facilitar la disolución de los fertilizantes en los depósitos, manteniendo una mezcla homogénea de ellos cuando se realiza la inyección en la red de riego. La principal ventaja de los agitadores de soplado Nutricontrol es que con un solo agitador es posible actuar sobre diferentes depósitos, simultáneamente o alternativamente.

El agitador de aire de doble turbina es una solución asequible y práctica para instalaciones medianas y pequeñas. Con una contrapresión de 1 mWC, un flujo de 160 m3 / h de aire, se recomienda utilizarlo para agitar alrededor de 2.000 litros de solución.

El agitador trifásico es ideal para instalaciones con depósitos de mayor volumen, es un agitador de aire de uso continuo. Se recomienda para la agitación de unos 5.000 litros de solución.