Teléfono de Atención +34 968 123 900

CONTROL CLIMÁTICO EN INVERNADEROS Y LAS NUEVAS APLICACIONES

Revista Agricolae nº7

Francisco Jesús García García. Ingeniero Industrial.

José Fco. Martínez Tornero. Ingeniero Agrónomo.

Antecedentes

A las instalaciones agrícolas, principalmente del arco Mediterráneo español, Europa y Países Sudamericanos, han sufrido en los últimos tiempos una expansión y modernización considerables. Esta modernización ha venido fundamentalmente de la mano de la automatización agrícola.

Con la fertirrigación y el control climático es posible realizar una gestión integral del cultivo, proporcionando las condiciones nutricionales y ambientales para obtener el máximo rendimiento a la explotación.

Sin embargo, aún siendo el control climático un aspecto fundamental para el desarrollo de los cultivos, no ha sido posible su introducción hasta que los invernaderos han sufrido una adecuada evolución hacia las estructuras de mayor rendimiento y adaptadas a las nuevas necesidades. Ha sido en los últimos años cuando ha comenzado a tener lugar esta transformación en los invernaderos, evolucionando hacia estructuras de mayor volumen, calidad y estanqueidad. Disponer de invernaderos adecuados ha supuesto la puerta de entrada para la introducción de las nuevas técnicas de control climático, junto con el abaratamiento de costes de las nuevas tecnologías y el aumento del rendimiento del cultivo, controlando las condiciones ambientales pudiendo producir en épocas del año más adversas, amortizando antes la inversión inicial.

Existe una gran variedad de tipos de cultivos bajo invernadero, pero en la mayoría de ellos el objetivo principal es incrementar, en lo posible, su tamaño y peso. Para llegar a este objetivo, cada cultivo presentará unas demandas ambientales particulares, necesarias para que su proceso vital se produzca en las condiciones más favorables. Este proceso vital viene caracterizado por las siguientes funciones: fotosíntesis, respiración, crecimiento y transpiración (absorción de agua y nutrientes).

A continuación, se detalla con mayor precisión por qué es necesario el control climático:

IMm1_25573674-84238_Agricolae_7_Page_053

IMm1_25573674-84238_Agricolae_7_Page_054

IMm1_25573674-84238_Agricolae_7_Page_055

IMm1_25573674-84238_Agricolae_7_Page_056

IMm1_25573674-84238_Agricolae_7_Page_057

IMm1_25573674-84238_Agricolae_7_Page_058

IMm1_25573674-84238_Agricolae_7_Page_059

IMm1_25573674-84238_Agricolae_7_Page_060

Para ver la revista completa pinche aquí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR